La España de la Covid-19, una oportunidad de renovación para el sector turístico